sábado, julio 03, 2010

ARGENTINA, SUMIDA EN UN LLANTO DE TROMPETITAS DESCONSOLADAS, DESOYE LA FEROZ SEDICIÓN DE MANDARINAS EN UYCARAMBA

DESAFÍO. Es lo que vemos en la expresión de esta mandarina revoltosa, capaz de morder la mismísima mano que se la iba a comer.

(Routers) Una tropa de mandarinas subversivas desembarcó en una frutera-balsa hace tres semanas en las costas de Uycaramba, encarceló a los legítimos tiranos locales (El Helecho y Pirlusa) y promulgó la Revolución Socialista. Los antiguos mandos uycarambenses estuvieron incomunicados hasta hoy, cuando en un descuido de sus guardiacárceles, entretenidos con el Mundial, Pirlusa aprovechó para fugarse y recuperar la publicación Holaholahelecho. A falta de telégrafo, saboteado por la guerrilla, y palomas mensajeras (tenían asueto), la señorita de la Sapinonda nos anotició vía Internet que estaba en libertad y prepararía la contrarrevolución. Su plan consistía en liquidar a la cabecilla de la revuelta, quien sería una temible amenaza para el Orden mundial.

La mandarina líder

LA MANZANA DE LA DISCORDIA Los tiranos depuestos, en horas de la tarde, habrían pactado con el Subcomandante Manzana una repartija del poder, aprovechando las disidencias que existirían entre las distintas facciones revolucionarias. Es de conocimiento público que el Subcomandante declaró que, si bien la conducción revolucionaria pertenece al ala del marxismo ortodoxo, las bases son gramscianas, y que eso “es terrible, estamos mezclando peras con bananas”.

LA BALSA DE LA MEDUSA Como en aquella célebre pintura, esta balsa dejó a los débiles afuera; originalmente se llamaría “Mambo-Tango”, pero los revolucionarios más poderosos querían aggionarla y la bautizaron “Indie-Reggaeton”. Los que no estuvieron de acuerdo con la propuesta terminaron mal.

MÁRTIR. Todo por querer homenajear a la Revolución Cubana y al Che Guevara, también porque no se aguantaba a Daddy Yankee y a la música actual en general. Triste.

LO QUE DICE EL MUNDO Las autoridades de Argentina, nación vecina y contenedora de Uycaramba (tipo Sudáfrica/Lesotho), hicieron oídos sordos a todo el caos uycarambés, excepto en el caso de Aníbal Fernández, que una vez enterado de la situación propuso iniciarle a las mandarinas una causa por sedición, homicidio y resistencia a las autoridades, como a los asambleístas de Gualeguaychú. Desde arriba le dijeron que pare la moto y medio que tuvo que guardar violín en bolsa, más que nada porque defendió públicamente la causa de las frutas durante años. Claro que Aníbal no se daría por vencido fácilmente; antes de rendirse le habría secreteado a un agente de inteligencia “quiero los nombres de esas mandarinas”.
Por otro lado, un vocero de la CIA afirmó que los EE.UU. estarán gustosos de reconocer a todo dictador que promueva la democracia y no invadirán a ningún país donde los marxistas se propongan instalar y defender el libremercado.

LA CASA ESTÁ EN ORDEN
Pirlusa y El Helecho, con la colaboración del Subcomandante Manzana, ajusticiaron a la cabecilla de la sedición.

Luego, los dictadores de Uycaramba acabaron con Manzana y arrojaron su corazón al jardín, donde fue devorado por loros, las bestias insignia del país. El Helecho, en su discurso de reasunción a la tiranía democrática, declaró que las mandarinas no volverían a romper las guindas, ni tampoco el orden anticonstitucional que siempre rigió a la República.

Un plumífero sediento de sidra y venganza

9 comentarios:

mandrake el vago dijo...

pri

mandrake el vago dijo...

:P :P

Hermana de SDU-7 dijo...

Bueno, fuiste más o menos abducida, como comenté en el post anterior.

Ahora tengo ganas de comer mandarinas, ¿vos creés que me atacarán?

¿Enterraron al mártir que homenajeaba la Revolución Cubana?

¿Escapaste de la prisión al estilo McGuiver?

uoman dijo...

que genial que genial que genial que genial que genial que genial que genial que geniaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal

jb dijo...

excelente relato al mejor estilo d e la prensa libre d elos años sesenta...

Viejo, verde y sediento de sidra y venganza (y con la capacidad d ehablar hasta por los codos) El loro debo ser yo :P

mai dijo...

genial !! jajajajaja


todo ese mambo explica la relativa ausencia de noticias desde esos pagos ... me alegro qe todo este en orden en el principado de Uycaramba !! :)

Mr. Popo dijo...

Solamente voy a decir :O
(Y cuidado con los seguidores de manzana)

El Helecho del Patio dijo...

¡Salud, mis súbditos!
Pirlusa está en cama con gripe, lamentablemente no puede comer mandarinas para mejorarse, pero dice que ya volverá a la carga, y me arroja carilinas sucios.

Mandrake: el pri es suyo. Se lo entrego con estas cáscaras de fruta manchadas con el jugo de los caídos.

Hermana: son muchas preguntas, ¿estás queriendo vendernos un seguro de vida?
1) Las mandarinas nunca van a olvidar la afrenta que perpetraste a su raza cuando metiste a una de sus congénes en un intestino de plástico en la Escuelita de la Locura. Las mandarinas no olvidan.

2) No, fue arrojado a la basura él y todas sus semillas, no queremos que su descendencia cobre venganza sobre nosotros.

3) Claro que sí, Pirlusa te improvisa una sierra con una hebillita y una metralleta con tubos de papel higiénico y pelusas.


uoman: ¡pero muchas gracias por su entusiasmo! ¿siempre que los dictadores recuperamos el poder se pone así de contenta? leer las Internacionales del diario para usted debe ser una gloria.

jb: mire cómo me vengo a enterar que usted es un viejo verde que habla hasta por los codos, yo lo hacía más bien serio y reservado. Se ve que las contrarrevoluciones sacan lo peor de cada uno.

mai: gracias, gracias, la ausencia se debió a las mandarinas y también a la época de parciales que atravesó Pirlusa, más una cloaca tapada, más una deuda de mil pesos que no era de ella y tuvo que pagar igual, más que a su novio lo echaron del trabajo, más una gripe, pero no importa, Pirlusa sigue ahí.

Mr Popo: gracias por su advertencia, dormiremos con frazada y bajo siete llaves, cacheando a toda fruta que se pasee de noche y deportando a las que no tengan green card.

Hermana de SDU-7 dijo...

Oh, dios, oh, dios, oh, dios, estoy en problemas...