miércoles, abril 01, 2009

El graffiti como género discursivo (Parte I)

El graffiti es un medio de expresión callejera que sirve para revelar los sentimientos más íntimos y profundos del hombre:




También son utilizados para realizar réplicas certeras:




O simplemente por pura voluntad contestataria, respondiéndose entre ellos a causa de un sencillo y rebelde “porque sí”:



(Los optimistas, retrucando y llevando la contra, para variar...)

8 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Soy antisocial porque floto (???)
No hay Farmacity porque acá la gente es chetísima y no le gusta Farmacity. No les da status.
No importa si no subís algo no-bolichero, posteá nomás que me divierto igual junto a mis tres amigos imaginarios que en realidad desaparecieron hace 14 años.

En cuanto a los grafittis, yo vi uno que decía "si la suerte te da la espalda, entonces tocale el or**" (con asteriscos y tot, eh?)
Así nos deleitan los vándalos.

La Criatura dijo...

Me parece que el primer graffiti llama a un paro de la empresa SM (Sociedad de Mozos o Sindicato de Maquinistas)

Al segundo le picaba el culo de verdad porque seguro se estaba rascando cuando lo escribió (estuve un rato largo intentando entender qué dice)

Y los del vaso... bueno, no sé que decir (tampoco estoy obligado) pero la rebeldía es así, como la vanguardia.


(Ah, acá tampoco hay farmaciudad, y sí, te tenes que morir de verguenza pidiendo esas cosas que nadie se tiene que enterar que las tenes que usar.
Porque me parece más vergonzoso tener que nombrarlas que hacerlas pasar por la caja, digo, porque las cajeras de farmaciudad estan más preocupadas en meterte el bono contribución para algo que en fijarte que llevas, digo...)

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Querida Hermana: Farmacity es la panacea máxima después del ómnibus, el avión a chorro y la birome. Es una pena que los platenses sean reacios a tan fenomenal invento de la humanidad.
Una pregunta, ¿cuál es la calle cheta de tu ciudad, donde el Oso Iván se ríe de madres con hijas nariz parada? La próxima vez que vaya quiero pasear por ahí y ver si es tan así como sale en las historietas, así es todo más vívido.
PD: sacale foto a cuanto grafitti veas, la municipalidad y algunos vecinos prolijos los vuelven un arte efímero.

Al segundo le picaba el culo de verdad porque seguro se estaba rascando cuando lo escribió (estuve un rato largo intentando entender qué dice) Esto me evita tener que pedir disculpas por la poca nitidez de la foto, gracias miles, Criatura.
Lo de SE ME PARÓ creo que obedece a sentimientos no necesariamente sindicales, pero no descartaremos su tesis.
Ahora bien ¿¡CÓMO PUEDEN VIVIR SIN FARMACITY?! No tener Farmacity es a mí lo que vivir sin Internet a un flogger.
Y es verdad que al ser autoservice a uno no le da vergüenza comprar ciertas cosas, además te podés dar el gusto de revolver todos los cepillos de dientes, destapar los desodorantes y colonias o probarte todas las cremas sin que nadie te rete. Farmacity es la anarquía en farmacias.

Hermana de SDU-7 dijo...

La calle por donde pasea el Oso Ivan se llama Cantilo. Pero en La Plata tenés la calle 8. Empieza en... no sé dónde empieza, pero termina en 51. O empieza en esa calle, no sé. Es un quilombo.
En cuanto a los grafittis, los anoto porque no tengo celular ni cámara a mano.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

¡CANTILO! Ésa era, y había una marca muy cheta, decime si me equivoco, "Cencerro" creo. Si eras "divina" y "popular" te comprabas desde los calzones hasta la cartuchera en Cencerro. ¿Es verdad?

Hermana de SDU-7 dijo...

No. Compro las cosas en algún kiosquito barato.
Ojo, no soy rata, soy creativa.

Hermana de SDU-7 dijo...

Ah, y Cantilo queda en City Bell, no en La Plata.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Qué pocos datos útiles me diste, Hermana. No te veo futuro como guía turística, seguí con la vocación de Eugenista Humanóloga nomás.