viernes, abril 17, 2009

Recuerdos de Santa Teresita II: Lo último que se pierde es la elegancia

Si bien nuestras vacaciones pueden parecer algo espartanas a los ojos de las acomodadas clases medias, no podemos pasar por alto las ilustres cenas y veladas agradablemente protocolares con El Conde Juancho. ¿Verdad que usar un servilletero plástico de monóculo es el no va más del dandysmo?



Lo acompaña la Duquesa Pirlusa, comensal atenta que domina a la perfección el arte de usar bien los cubiertos, sin revolear el tenedor por ahí como hace la chusma.


Nuestro plato favorito: cangrejo


Era puré con atún enlatado, papas y palitos de copetín como pinzas, ojos con aceitunas y coyunturas de mayonesa. Si hay miseria que no se note.

Menos mal que aunque no disponíamos de carne de cangrejo para alimentar nuestros cuerpos, teníamos oferta teatral de calidad para enriquecer nuestro espíritu. Vení, vení, que acá tenés un cacho de cultura:


(SÍ, EN EL PRÓXIMO POST SEGUIREMOS SIN PODER OLVIDAR…)

9 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Ohhh, me gusta el cangrejo....
Y soy de la chusma porque revoleo los cubiertos cuando hablo o pienso.
No me imagino tanto contenido cultural en una simple obra de teatro....

Y mi X-Gata come marlos de choclo sin granos, alimento balanceado de carne (porque el de pescado lo desprecia) y toma agua del inodoro. Así le queda el aliento.

¿El Conde Juancho y la Duquesa toman soda? Se han ganado mi respeto.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Tomamos soda mientras tuvimos plata, después agua de la canilla. Lo que tiene es que en ese edificio el agua es de pozo; cuando éramos chicos mi mamános la hacía tomar porque decía que aumentaba las defensas del organismo (en un vaso transparente veías cositas que se movían por su propia voluntad y una vez salió una pluma de paloma por el grifo de la cocina). Eso es bueno porque hoy tanto mi hermano como yo podemos comer canto rodado con mayonesa en un puestito bajo la Autopista 25 de Mayo y no nos cae mal. Mi madre es sabia. Tal vez tu gata debería hacer lo mismo, adquiriría superpoderes y ningún vecino podría envenenarla como hicieron con mi perro. Sería como una gata Rasputín. Ahora bien, tengo una pregunta ¿comer marlos no es de vaca?
PD: Recordemos que "Vení que te la muestro" es una obra apta para todo público.

Cosme Fulanito dijo...

en punta...como son mas chetos...hacen el espectaculo "andate que te la escondo" y no es para todo publico, solo para gente rica.

Matías dijo...

Ah, pero ese cangrejo es una obra de arte! Incluso estando uno muerto de hambre da lástima hincarle el tenedor!

Lo mejor, lejos: las coyunturas de mayonesa (aunque me disguste hasta la náusea dicho aderezo)

Y me parece a mí o en Santa Teresita las dimensiones de las aceitunas están por debajo del tamaño promedio?

Por último quiero destacar el carácter educativo de Uycaramba. Primero fue el pincelito para teñir calzado. Ahora es este asunto de las luces en los aviones. Algo sabía con los barcos (rojo-babor, verde-estribor o al revés), pero de los aviones ni idea che. Menos mal que nunca me crucé con uno.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Querido Cosme: ahora hay muchos hombres histéricos, "Andate que te la escondo" ya no es algo tan raro y exclusivo que digamos.

Querido Matías: y eso que todavía no viste el salmón. No le pudimos poner coyunturas porque ya era demasiada falta de respeto a la naturaleza.
Las aceitunas de Santa Teresita son un atraco a bolsillos (y una falta de respeto a la naturaleza).

Las de los barcos no las tenía...¿cómo le explico a un E.T. lo del estribor de los barcos?... roja, costado, verde, izquierda, estribor...
PD: gracias por su alabanza a Uycaramba, nunca fue pensada pedagógicamente pero lo que importa es el resultado.
PD2: Le robé un chiste para Elhelechoquelee.

Hermana de SDU-7 dijo...

El problema, Pirlusa, es que mi gata es exquisita con la comida. Es muy difícil hacer que coma algo que no le gusta o le parece sospechoso.
Y mi vieja también fue sabia porque cocina medio mal, así que podemos engullir cualquier cosa sin problemas. Todos nos aman porque nos gusta la comida.
Y comer marlo, ni idea. A mi gata le gusta, no sé. Será una vaca encubierta...
En cuanto a la obra, veré si puedo ir. Ando corta de guita, vio?

La Criatura dijo...

Por suerte aclaraste, pensé que las patas del cangrejo eran filtros de cigarrillos...

Mr Mojo Risin dijo...

Quiero comunicarles que estuve investigando a través de un famoso buscador de Internet y no aparece ninguno de los nombres propios que están en el folleto de "Veni que te la muestro"

¿No pensaron en exponer ese cangrejo? He visto obras de arte sumamente inferiores expuesta en prestigiosos museos. Coincido con Matías, es un crimen tener que deshacerlo, como cuando uno va a una fiesta y le da lástima deshacer la servilleta o la comida en forma de adorno.

Por otra parte, hay muchas cosas difíciles para explicarle a un E.T. Podemos decirle a Paenza que nos de una mano como hizo con su libro de matemáticas.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

¡Ah! Mi estimado Mojo Risin, hay algo que usted no sabe (nadie lo sabe): a ese folleto le corté la parte de arriba en que anunciaba estar "apadrinado" por Carmen Barbieri y Enrique Pinti... ahora mismo le mando por mail la versión sin censuras.