martes, septiembre 08, 2009

Elegancia: cero –Parte I-

Este post está dedicado a Mafa y Sabrina, prendemos una vela en el altar de la Haute Couture y exclamaremos ¡por Dior! ante las siguientes fechorías.

¡Shock de calzoncillos!

Ahora que el fútbol es gratis…


Ehh...


(Lo desaconsejamos; en la actual época de crisis, a los alquileres no hay manera de levantarlos.)


¡Ya sabemos qué regalarle a Berlusconi para el cumple! (Agendalo, es el 29 de Septiembre)

11 comentarios:

mandrake el vago dijo...

una vez mas una vez mas!

mandrake el vago dijo...

Siempre paso por flores con el colectivo y hay un negocio de calzoncillos qe tiene esa categoria para las publicidades Mein gott!!!

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

MASTER OF THE PRI, con el corazón en la boca, la lluvia de papitas en el techo y la alegría en la mano, te saludo.
¡Volví a la INTERNET!
Después de una oscurantista semana en que Pirlusa (yo) se quedó sin computadora, sin celular y sin cable (nunca lo tuvimos, pero no importa), luego de un fin de semana en que el Progreso y la Civilización habían retrocedido, Pirlusa, que sobrevivió tapada con cuatro hojas de parra, escribiendo con una hoja de helecho entintada en anilina silvestre, gruñendo sonidos antediluvianos y andando a gatas, vuelve a abrazar al Siglo XXI.
¡Gloria al módem!

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Mandreic, hay un local en Chacarita que vende unos calzones rosa fosforescente con manitos estampadas en las pompas, una vez pagó para aparecer en el programa de Pablo Mooney (ignoro la ortografía del apellido artístico de ese personaje), hicieron un desfile y todo, a Pilar Smith se le iban los ojos detrás de los muchachones que modelaban.

-Según un comunicado del Ministerio de Naipes y Perinola de Uycaramba, la Comisión de Apuestas que de él depende pone en juego dos (2) moranguetes y una docena de mesitas para pizza como premio a quien adivine cómo se llamaba el programa al que nos estamos refiriendo- Comuníquese y archívese.

Mafa dijo...

Prendamos la velita especialmente hoy, este post llega justo cuando estamos pensando en cambiar de rumbo.
La gente se lo toma en serio, en facebook me llaman elegancia esto elegancia lo otro.

En fin, vamos a lo que nos trajo, qué bueno que la gente se quiera y exprese el hijismo así bordado. ¿Gool? Esperá, vamos a ver...por ahí te lo atajan.

Pirlu, la queremos de corresponsal dondequiera que esté, déle.

Nauta Cousteau dijo...

El eslip de por si ya me da como un ahógo. En serio...pero en serio en serio, Uycaramba permíte que su población cometa semejantes aberraciones?? èsto es democrácia o libertinaje??
O meramente el resultado de la depredación del buen gusto y el buen sentido del humor?
Agendo el cumple del papichulo, hay una ondonada de gatos hablando al pedo en todos los canales de TV hinchando las pelotas todo el día que bien se le podrían mandar de regalo el Premier.
Saludos Pirlus!

El enano que vive en mi botamanga dijo...

Se me ocurrieron frases para ropas interiores.

"no me llamo 5 pesos"

"cogito ergo sum"

"agarrate catalina"

"mucho ruido y pocas etc"

"a caballo regalado no se le miran los tutis"

"similar al national geograpic, el documental ese de los monos"

El enano que vive en mi botamanga dijo...

Ah el programa creo que se llama "Todo lo que usted nunca supo de Vladislav Atomonov, y siempre quiso conocer" o "Cortando el pasto con las estrellas"

mandrake el vago dijo...

Fraude! Fraude otra vez! si las batas venían perdiendo por paliza!!!

Hermana de SDU-7 dijo...

Che, gracias por el dato de los calzones. Ahora sé qué regalarles a mi señor Padre, Niño Toronja y Ratón Pérez.

Mandrake, cómo puede ser que no te gusten las batas? para mí que no tenés y estás celoso. Las batas ganan limpiamente.

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Jajaja, de nuevo Hermana de SDU7 haciendo fraude patriótico en Uycaramba para volcar el resultado de las urnas hacia el empate y descolocar a Pirlusa que ahora no sabe qué poner.

PD: el programa se llamaba "Mi nuevo Yo", y estaba auspiciado por una clínica que hacía implantes en peladas de famosos, sóri, ganó la banca, la casa se queda con el pozo de moranguetes.