sábado, marzo 21, 2009

El último grito de la higiene personal

Un volantero me encajó esto y lo leí por arriba, apurada, antes de meterlo en la cartera. Reconozco que soy como una tía vieja de escándalo fácil, a juzgar por el primer pensamiento que me cruzó la mente: “Uy, Dió, ¡Ya no saben qué inventar! ¿¡DESODORANTE PARA INGLES!?”



Reflexión del Helecho: si uno se pone a pensar que hay desodorante anti-age, desodorante que aclara la piel de las axilas y desodorante para no depilarse (¿?), no estaría tan errada esta idea atolondrada y bolonia de la Pirlusa.

5 comentarios:

Cosme Fulanito dijo...

bueno hay que decirlo.. muchas veces se sube uno al colectivo o al tren y hay un olor a ingles terrible

La Criatura dijo...

¿Y cómo funciona?
¿Estas en un "momento difícil", sacas el aerosol, te echas un poco en la boca y empezas a hablar inglés por una determinada cantidad de tiempo?

(me parece que estos faltaron a la consulta con Huguito Grisovski)

-Pirlusa de la Sapinonda- dijo...

Cosme: pásele el dato a Unilever.

Criatura: estaría de lujo ese invento, sobre todo para el argento promedio que va a San Telmo a levantarse turistas yanquis, ¿no le parece? No me lo toques al Huguito, que hizo un máster en ER (Encontrador de Rarezas) y yo me parece que sigo sus pasos, nomás.
Hugo es mi gurú.

cacta dijo...

cómo??
el inglés apesta??

Mr Mojo Risin dijo...

Ojala fuese asi de fácil! Maldita sea tener que aprender un idioma diferente al mundo solo porque es el idioma del imperio (?) y tengo que entender todo lo que me dicen